El outsourcing o la externalización de servicios se ha convertido en una parte fundamental para el mejoramiento y el desarrollo de cualquier empresa en las últimas décadas. En este artículo te explicaremos qué es outsourcing y cuales son sus ventajas.

Outsourcing es la externalización de los procesos internos de una empresa. Pero, ¿por qué externalizar estos servicios en primer lugar? Es sencillo, la verdadera clave del outsourcing está en delegar aquellos servicios que retrasen las actividades principales de una empresa o salgan muy costosos tenerlos internamente.

¿Cuáles son las ventajas del outsourcing?

Las ventajas del outsourcing son extensas y varían según el ramo de las actividades a externalizar. Pero a continuación, te explicaremos las más importantes y las que aplican para cualquier actividad que se quiera subcontratar.

  1. Disminución de los costos fijos de la empresa: Al contratar una empresa de outsourcing, los gastos fijos disminuyen ya que no es necesario tener el personal o los equipos necesarios para llevar a cabo ciertos procesos.
  2. Deja espacio para enfocarse en los puntos fuertes de la empresa: Con una empresa externa encargándose de los procesos secundarios, lo único que queda por hacer es enfocarse en la actividad primaria de la empresa.
  3. Aumento en la competitividad: Tu empresa tendrá tiempo desarrollar toda una estrategia de servicio a clientes y resolver las nuevas e interesantes demandas que los clientes requieran.
  4. Flexibilidad: Tu empresa estará a la vanguardia en tecnología y procesos. Además se podrá adaptar más fácilmente si hay cambios inesperados en el mercado.

Como podemos observar, las ventajas del outsourcing hacen que este concepto sea sumamente interesante. Millones de empresas en el mundo están recurriendo a esta estrategia. Y no es sólo por su eficacia, sino también por el tiempo y los recursos que ahora tienen disponibles para enfocarse en hacer crecer sus empresas.